La utilidad del arte.

"¿Para qué sirve el arte? Seguramente, desde un punto de vista práctico, para nada. Es innecesario, pero el hombre también precisa de lo innecesario. Y para el artista lo es todo. Es su vida, su obra, su objetivo vital; probablemente el único. Pero, ¿Qué sería, de la persona, sin el arte y la cultura? La respuesta no es fácil porque es poliédrica y ocurre como con la felicidad, todos la buscamos, pero cuando se nos pregunta a cada uno de nosotros que entendemos por felicidad, respondemos cosas distintas. Con el arte sucede lo mismo, todos opinamos diferente y a cada ser humano la cultura le sirve siempre en relación al proyecto de vida que se proponga, de acuerdo con sus propias inquietudes. Por eso la comparación con la felicidad humana no era tan banal.

La gran variedad y diversidad de movimientos y propuestas artísticas y culturales están, hoy en día, en íntima consonancia con los tiempos que vivimos. O sea: hay un arte para cada uno de nuestros gustos y preferencias. Aunque parece que un cierto conocimiento del canon, es imprescindible para valorar con un mayor criterio lo que se contempla.

De una manera apasionada, com debe ser en este caso, el artista cree que producir arte es una gran esperanza, que sin arte ya no viviríamos. Y sin la cultura. "La literatura nos cura de las miserias de la vida", escribió Pavese. Y muchos artistas piensan que crear es una manera de darse la razón contra el mundo.
¿Cree lo mismo el espectador? Es posible, porque el arte puede llegar a disipar algunas, o muchas perplejidades, y afrontarlas con argumentos culturales, de conocimiento, independientemente del goce estético que, se da por supuesto. "El artista apela a esa parte de nuestro ser que no depende de la sabiduría, aquello que es un don en nosotros y no una adquisición", Philip Roth. Apela y sobre todo interpela. Todo creador se interroga, que es una manera de interrogar al lector,al espectador, al contemplador... Seducirle para que saque lo que también lleva oculto en su ser, más o menos, una manera de activar la sensibilidad y las emociones. Pero claro, el arte no resuelve los problemas del individuo, de ahí que alguien ponga en duda su utilidad. Pero ayuda, hasta cierto punto, a aclararlos o a sobrellevarlos.
¿Y todo esto no es de utilidad? "El arte inútil a la vida debe ser relegado al museo de antigüedades", dejo escrito Ródchenko. El arte presupone un acto de libertad consciente. Por eso, históricamente, todas las dictaduras lo han perseguido, imponiendo en un caso su cultura oficial, y persiguiendo en otro toda posible disidencia artísticocultural. En tiempos de opresión política la creación ha servido para indisciplinar espíritus.

La historia está llena de ejemplos en que el arte y la cultura han sido de gran utilidad para recuperar libertades. Además, ¿no nos sentimos más inteligentes con la lectura de un libro inteligente? ¿O más conmovidos con una música conmovedora? Franco Volpi, en su introducción a Schopenhauer, habla de "biblioterapia" y es cierto,la lectura nos deja más seguros, más felices o tristes, pero en ningún caso igual que antes de leer. Resumiendo, el arte siempre ha sido un medio útil para entender el mundo. Y sigue siéndolo."

Texto de Joan-Pere Viladecans.
Extraído de: Suplemento Cultura/s La Vanguardia. 23 de marzo del 2011. Página 19.

...

1 comentario:

  1. Gracias por transcribirlo y por hacerlo accesible!

    ResponderEliminar